viernes, 11 de enero de 2008

EDICIONES EL MONO ARMADO - Nuestro criterio editorial

Antes que nada mi agradecimiento a los organizadores, auspiciadores y al infa-
tigable Julio Carabelli por invitarme a participar de este encuentro. Invitación
que valoro especialmente porque no es habitual convocar a editores para estos eventos.
Bien. El escritor llega con el acopio de su material, su obra.
El editor levanta el edificio para que sea habitado por el lector. Y si bien den-
tro de este marco social la edición no es beneficiencia, nosotros creemos que
editar es una inversión cultural, un aporte con objetivo de rédito colectivo.
Nosotros, los Monos Armados sostenemos que el editor es polea de transmi-
sión y no propietario. El texto es producción individual pero su destino es de
apropiación general. Justo sería derrotar esa perversión que significa mane-
jar los bienes culturales como objeto de lucro.
Entendemos también que es hora de honrar el trabajo literario, otorgarle la
dignidad que merece, reconocer los sudores de la imaginación y valorar de
una vez por todas la pasión y la entrega que demanda toda escritura.
El autor debe ser respetado y debe ejercer sus derechos participando del
control tanto de la calidad como de la cantidad tirada.
Nuestro compromiso mayor es con el trabajo creativo, de modo que no trans-
gredimos ética alguna al denunciar como espúreo, atribuirse desde la condi-
ción de editor el dominio y usufructo del producto libro como pertenencia.
sellos hay que en nombre de dudosas distribuciones no ceden al autor sino
una miserable cantidad de ejemplares, casi como una dádiva.
No pretendemos pontificar pero es responsabilidad denunciar conductas re-
ñidas con la honestidad y perjudiciales para los autores.
Oportunamente uno de nosotros(del Mono Armado) sugirió la idea de vencer
esa operatoria que subestima y denigra al escritor, me refiero a la degrada-
ción que significa regalar los libros. Si la producción es un trabajo, la adqui-
sición también debe serlo. Sugerimos ofrecer el libro al menos en un valor
simbólico (en presentaciones, en lecturas,etc) con lo que lograríamos distri-
buirlo al tiempo que actuamos sin regalar. Con estos fondos, reunidos por al-
guien a designar, sumados podría llegarse a constituir la base para encarar la
edición de trabajos meritorios impedidos por problemas económicos.
Desde esta editorial hacemos público nuestro compromiso de atender esto con
el más estricto de los costos y sin cargo alguno por la labor.
La edición de un texto es reconocimiento de valores éticos y estéticos; su difu-
sión, un acto de afirmación cultural, y la lectura, el ejercicio de un derecho
inalienable, el de acceder a un bien nutricio tanto para la cabeza como para el corazón.

Fernando Ramiro Silber - Buenos Aires - Argentina

1 comentario:

Analía dijo...

Reciban mis felicitaciones por este sitio web, mis queridos Myriam y Julio. Muy interesantes los artículos y excelentes los poemas publicados.
Les mando un beso y mi cariño de siempre.
Analía