viernes, 11 de enero de 2008

El Rol del Escritor en la Actualidad

Dentro de qué "actualidad" se ubica el escritor y su rol? Esta sociedad en su gran mayoría está atravesada y avasallada por la famosa globalización, lo que ha colaborado a convertirla en un grupo masificado de personas. Como consecuencias... una pérdida paulatina de la identidad, de las costumbres que nos identifican, pérdida del pensamiento individual y original por lo tanto "crítico". Esa masificación no sólo es propiciada por las políticas mundiales y nacionales, sino también por los medios de comunicación que tienden a formar receptores pasivos, atontados, poco pensantes; por otro lado colabora la educación...contenidos y clases totalmente aisladas de esta realidad, docentes que "dicen" pretender un alumno crítico pero en los exámenes hay que reproducir el punto de vista "enseñado" o sea el discurso del poder y no el propio, o cuando el alumno cuestiona al docente entonces se vuelve poco conveniente. El discurso dice "querer una sociedad crítica" pero en el fondo poco se aceptan las voces críticas y volvemos a la globalización, la masificación, a una sociedad que se ha vuelto ya bastante frívola, individualista, racional y materialista.
Frente a esto cuál debería ser el rol del escritor? En primer lugar creo que debe construirse su propia visión, original e inédita, donde más allá de las influencias, este se despoje de la dependencia a grupos, modas o jugueteos con los espacios de la figuración. Así va surgiendo el escritor como "ser crítico". Pero a eso se le debe sumar otro rol, el de convertirse en un vínculo con la sociedad para romper la masificación, o sea ser un canal a través de su obra, de actividades que pueda generar como Encuentros de Escritores, presentaciones de libros, recitales en diversos medios, etc. Un canal de transmisión de esa visión crítica, por ello no creo que sea un vínculo el "individualismo" ni la "marginalidad", personas que sólo recitan su obra sin escuchar al otro o que están presentes cuando pueden ocupar un espacio como emisores pero cuando hay que ser receptores se notan las ausencias. El rol del escritor en la actualidad también debe ser movilizar desde su propia visión o sea tocar algo en el lector o en el escucha y para eso no es necesario ser un "escritor social". Por los años 60 y 70 se pensaba que el escritor social era el que hablaba del obrero, de la pobreza, de los humildes... pero el concepto se fue ampliando ya que la sociedad está compuesta por varias temáticas o preocupaciones. Creo que no estar al margen de lo que nos rodea es pensar la sociedad y por ello se pueden abordar las temáticas más clásicas o universales como el amor por ejemplo, que siempre será parte de los tiempos y del medio en que vivimos. Movilizar entonces desde cualquier temática pero siempre con un planteo original e inédito, puedo despertar algo en el otro en el plano de lo intelectual o racional, como a mí me pasa con Borges; o puedo tocar una fibra íntima en lo sentimental que desde mi punto de vista es más valioso.
Cuando se toma este rol en todas sus facetas con una decisión certera e inevitable aparece por añadidura el compromiso , una acción más que una palabra, aún con las contradicciones humanas que se presentan. El escritor tal vez deba comprometerse con sí mismo en primera instancia, en total soledad y sinceridad hacer sus propias elecciones y por ende sus consecuencias, a eso le llamo yo "coherencia", decidirse a tomar la literatura y no una pose en la literatura. Después quizá comprometerse con el medio literario que lo rodea, vincularse, escuchar, construir y no seguir reafirmando el individualismo y la frialdad. Si yo me encuentro en una burbuja de aislamiento no puedo pretender que después me "escuchen", me tengan en cuenta o vayan a la presentación de mi libro. Y tal vez la parte más difícil es comprometerse con la vida cotidiana, un escritor en esta época debería ser una voz que no se calla, no juega a los silencios convenientes o a la aceptación sumisa. Se es escritor en todo momento, no sólo frente a una hoja sino frente a la vida, o no es ese el rol? Entonces cuál es el arma o la herramienta que mejor se maneja?... es la Palabra pero comprometida con la acción, la palabra coherente con la vida, la palabra en todo momento es la obra del escritor y es este el que debe ofrecer otra voz en la sociedad.

Alfia Arredondo - San Juan - Argentina